LENGUAJE PERVERSO I El eufemismo

No llamar a las cosas por su nombre es el nuevo deporte transnacional de las sociedades posmodernas. Un deporte de riesgo que está transformando sin darnos cuenta nuestra visión del mundo y la capacidad de transformarlo.

Los eufemismos pululan en el ambiente, se enquistan en las neuronas y endulzan como la sacarina las realidades que nos inquietan.  Son las piezas de un lenguaje perverso que construye un mundo que no alimenta. El al pan pan y al vino vino parece ya un eco del pasado.

Cuando por arte de alquimia la “crisis” se transmuta en “desaceleración”, la “clase obrera” en “clase media” y el “rescate bancario” en “ayuda europea”, en esta dieta algo está fallando.

George Steiner, tenía razón. El lenguaje funciona al contrario de lo que pensamos. No nombramos lo que existe, sino que hacemos existir lo que nombramos. El eufemismo cotidiano es el lag que separa los límites entre la realidad que nos pertenece y la ficción que nos es impuesta, y que por supuesto, queremos creernos.

En estos tiempos inciertos en los que un paso en falso nos puede arrojar a los márgenes del sistema, los eufemismos nos hacen sentir seguros. Son como el cinturón ante el choque inminente. Sabemos que la ostia nos la vamos a dar, pero más valen tres costillas rotas que la crisma descompuesta. Ponernos el cinturón no evitará que el socavón en la carretera se arregle por arte de magia.

“Emprender” está de moda, es cool, pero es el búscate la vida de un mercado laboral que desecha a los mayores de 45 por viejos y a los menores de 25 por inexpertos. Nadie quiere ser un pringado que trabaja gratis o un parado de larga duración, prefiere ser emprendedor, aunque no facture ni para un paquete de pipas.

“El preso político” es el condenado a no ser libre por pensar diferente. Las leyes de rasero indeterminado justifican el origen del mal de males: su “comportamiento antidemocrático”.

La “corrupción” es robo, hurto, estafa, fraude, desfalco, saqueo y pillaje. Los “corrupt@s” de las altas esferas son simple y llanamente,  ladrones. Sin afán de insultar. Lo sano es darle al significante su justo significado, aunque duela, porque las urnas les invocaron en nuestro nombre para representarnos.

Qué bello es el lenguaje confortable que no llega ni a los 37 grados.

El “a qué huelen las cosas que no huelen” está más presente que nunca. Preferimos ser políticamente correctos antes que señalar la mierda y decir ¡esto huele mal, pero que muy mal!

Estamos en medio del cieno, y lo sabemos, pero a nadie le gusta apestar. Es mejor camuflar el truño bajo un ramo de margaritas de plástico.

Pon en cuarentena al eufemismo, o el eufemismo te pondrá en cuarentena.

Eufemismo

Anuncios

SOFIAXPERIMENTAL | SOMBRAS

SOMBRAS

 

“(…) cuando los individuos actúan, en el marco de la vida cotidiana, cumplen el papel o rol que asignan a cada uno de los personajes que representan. Por otra parte, el público no tiene acceso a la verdad, por eso se atiene a la apariencia, y para ello es importante el control de las impresiones por parte de los actuantes.”

Erving Goffman (Canadá 1922 Mannville, 1982 EEUU)

Ver vídeo SOMBRAS

SOMBRAS.Imagen fija002

El Sol del mediodía quema

cuando aúlla

el lobo de Goffman.

Máscaras. Máscaras. Máscaras.

Derretidas, caen y caerán.

Sombras. Sombras. Sombras.

Sin máscara, bajo el mismo Sol.

Mercader actuante,

recuerda quien eras.

Caerán máscaras.

Caen y caerán.

Cuando aúlla

el lobo de Goffman.

El Sol quema.

Noviembre 2017 | Gataqueladra

 

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS | DESCARGAS

 

POSVERDAD. Es el tiempo de los cómos, no de los porqués

BjkIkirCQAAaU7d

Este tiempo que vivimos es confuso. Tenemos la mente bilocada. Estamos aquí y allá de forma simultánea. Somos materia y somos bits. Somos y no somos a un mismo tiempo. Vivimos en el espacio de la comunicación digital multipantalla. Nuestra mente transita de forma transversal a través de decenas, centenares de espacios de comunicación geográficamente dispersos. La vida en estos términos se torna un laberinto. Desconocemos cuál fue el punto de partida, en qué punto nos encontramos y hacia dónde hemos de dirigirnos.

Este tiempo que vivimos es el reino de la POSVERDAD, un espacio interdimensional construido a través de espacios de socialización que controlan las élites simbólicas. Pervierten el lenguaje y las relaciones humanas, construyen estructuras mentales que alimentan a unos pocos y merman la capacidad de sentido crítico de las grandes masas. Porque para ellos somos masa, no sujetos. Seguirles el juego es perder la partida ya desde el inicio, siempre a costa de nuestra propia entidad, lo único que no podrían arrebatarnos. Nuestro cerebro da para más, la vida no es un juego que debamos dejar en manos de quien quiere esclavizarnos.

En muy contadas ocasiones tenemos la suerte de encontrar a personas que juegan su propio juego, que piensan en gris y no en blanco o en negro. Personas que no se dejan llevar por las opiniones polarizadas e irracionales de la masa y que conservan la capacidad de discurrir más allá del próximo y deseado lanzamiento de nuevo IPhone al mercado.

La teoría sociológica las denomina “desviad@s”, yo prefiero poner en valor su existencia y referirme a ellas como “supervivientes de la POSVERDAD”.

La POSVERDAD es una maquinaria perversa que lobotomiza a las mentes y activa opiniones ajenas e infundadas sobre todo lo existente. Sobre el bien y sobre el mal, sobre el terrorismo en cualquiera de sus vertientes, Cataluña, el cambio climático, la democracia, las elecciones, las relaciones familiares, el mundo-trabajo, el mundo-consumo, la educación, la libertad de expresión… Insisto, sobre todo lo existente.

Ser un “superviviente de la POSVERDAD” es un deporte de alto riesgo que implica centrar la atención en los cómos y no en los porqués.

¿Por qué estamos viviendo estos tiempos tan inciertos, tan confusos, tan existencialistas?

Los “supervivientes de la POSVERDAD” rascan sobre la superficie de las apariencias, cuestionan los cómos. El parásito de la ceguera muere en ellos todos los días y como el Ave Fénix, en ellos resurge la luz de la consciencia:

  • Cómo vemos el mundo: como un espacio bipolar, en el que solo existen el blanco y el negro, sin degradados.
  • Cómo educamos: como en una fábrica, creamos autómatas, seres funcionales no-pensantes.
  • Cómo nos relacionamos: desde un enfoque utilitarista, “yo te sirvo en la medida en que tu me sirves para alcanzar mis objetivos o cubrir mis carencias.”
  • Cómo nos expresamos: aplicamos de forma implacable la autocensura para no ser censurados.
  • Cómo amamos: desconfiamos del amor bajo la creencia de que nos convierte en seres desnudos y vulnerables…

Hay infinitos cómos que dan cuenta del origen de los porqués.

Cuando aceptas que los gobiernos hagan negocio de la muerte y que los más débiles del sistema sean desahuciados de forma injusta. Cuando interiorizas los eufemismos del lenguaje político y normalizas la autocensura. Cuando navegas a través del miedo, callas ante las injusticias y apedreas sin piedad al enemigo infundado.

Cuando no abordas los cómos, tu mente se limita a la fotosíntesis eterna engullida por una masa que respira, come y excreta en sociedades enfermas obsesionadas por los porqués de los males que las acucian.

Por qué, por qué, por qué…

Los porqués no son la causa, son el producto de la consecuencia de los cómo no reflexionados. Ninguna sociedad ha desembarcado en la catástrofe sin haber transitado a ojos cerrados a través de un océano de cómos sin resolver.

Aún estamos a tiempo. Quizá.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

La política de lo invisible

EL AUDIOVISUAL POLÍTICO COMO TRANSMISOR DE UN ESTADO DE SITUACIÓN ALTERNATIVO:

El conocimiento de la realidad depende cada vez en mayor medida de entornos virtuales a través de los que adquirimos información sobre qué es el mundo, la realidad. Ese proceso de adquisición de conocimiento es mediado, y en él intervienen filtros que impiden el acceso a la realidad en todas sus dimensiones.

El mundo es aquello que creemos que es. El mundo cambia si las estructuras de pensamiento se modifican a través de lo experiencial, pero lo virtual, lo mediado, lo artificial del proceso comunicativo, extremadamente controlado, mantiene en estado de estancamiento la transformación del pensamiento y no permite vislumbrar el lugar que los individuos ocupamos dentro de su contexto.

Creer que otro orden del mundo es posible implica realizar un acto de fe dogmático que, en los albores del siglo XXI, ya no podemos permitirnos. Los actos de fe, herméticamente recluidos en la esfera del pensamiento, han de materializarse en una praxis de creación para la mostración de un estado de situación alternativo, que si bien existe en estado latente en las mentes de muchos, carece de corporeidad, de un soporte.

Sin corporeidad lo pensado es invisible, imperceptible pero susceptible de ser compartido, solo a condición de que lo invisible se materialice en acto, en texto audiovisual político. La imagen y el sonido revisten al pensamiento de una entidad perceptible, que pone en tela de juicio la estética de lo establecido y plantea la existencia de valores trascendentales, hoy en día denostados, fundados en el concepto axiomático de equalité.

Como si de un efecto dominó se tratase, las obras audiovisuales políticas, cuestionan el universo normalizado del capitalismo y la democracia, su estética del bien y del mal, que polariza a la sociedad bajo la óptica del binomio de lo bueno y lo malo, lo visible y lo invisible, incluso lo existente considerado excrecencia y relegado a un estado artificial de inexistencia. Un exceso de existencia al margen de la realidad. Lo inexistente proyectado en la pantalla, impreso sobre el papel o transmitido a través de las ondas, hace emerger al completo el iceberg del cuerpo social que permanecía oculto bajo las gélidas aguas que todo lo ocultaban, excepto su punta.

El mundo no es un tablero de damas. Los seres humanos no somos blancos o negros. Son cuantiosas las obras audiovisuales que demuestran que el implacable avance de las fichas blancas frente a las negras resulta un sin sentido. Finalmente las fichas blancas resultan no ser tan blancas y las negras no tan negras. Los seres humanos somos entidades concebidas en escala de grises, poseemos una identidad multidimensional, de idiosincrasia compleja y en constante evolución. El capitalismo da nombre a la excrecencia social en forma de pobreza, desempleo y desigualdad y la relega al último nivel de existencia, la arroja al mero vacío de la invisibilidad.

El cine, la radio y la fotografía, catalizan el potencial efecto político, y se traducen como el soporte esperanzador de un mundo nuevo que materialice lo que no puede ser secuestrado eternamente: la existencia. Un mundo de equidad, sustentado por un orden alternativo de existencias, igualitario en cuanto a representatividad, al hilo de una esfera de pensamiento y acción que en su núcleo logre traducir la riqueza de lo que significa ser humano.

Dar consistencia en la realidad aquello que es reflejado en la pantalla, dar forma a un nuevo arkhé sin dueño que sea el origen no del caos, sino de una infinita existencia de existencias y corroborar que la justicia no es un decálogo de verdades impresas blanco sobre negro, ha de ser el objetivo último de la obra audiovisual actual y venidera.

Radio. Contrapoder. Librepensamiento

Interesante análisis del panorama político, cultural y mediático actual. Compartimos la entrevista de Radio Gramsci  a Javier Gallego “Crudo” Radio Gramsci 12/12/2014:

ivoox

Director de Carne Cruda 2.0. Premio Ondas 2012 al mejor espacio de radio

JAVIER GALLEGO “CRUDO” Director de Carne Cruda 2.0. Premio Ondas 2012 al mejor espacio de radio

“Hoy tenemos el placer de conversar con Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda y ganador del premio Ondas en 2012. Le hemos preguntado por surecorrido actual, los problemas para ejercer la libertad de expresion bajo el Regimen del 78, el canon AEDE y la huida de Google y la ley mordaza entre otros temas. Con David Serquera y Patricia Merayo.”

Radio Gamsci “Plataforma mediática de ruptura con el Régimen del 78.” @radiogramsci

http://radiogramsci.org/

https://www.facebook.com/radiogramsci

 

 

 

Mujeres con habitación propia: Mujeres que crean

Trini moreno cobos

Trini Moreno Cobos, fundadora del proyecto Mujeres con habitación propia. Foto: Sara Sánchez

En pleno siglo XXI el pensamiento de la novelista y filósofa francesa Simone de Beauvoir está en auge. La autora de “El segundo sexo” escrita en 1949, una de las obras fundacionales del Feminismo, sostenía que “no se nace mujer, se llega a serlo”. A lo largo de la Historia las mujeres han sido y siguen siendo relegadas a un segundo plano por su sexo, encarceladas en el interior de un constructo cultural de género asfixiante, ajeno a sí mismas, que les impide llegar a ser sujetos sociales de pleno derecho en la esfera social y en igualdad de condiciones que los hombres.

Superado el victimismo, las mujeres hoy buscan nuevas formas de autorepresentación y expresión de su potencial creador a través de las NTICS. Una buena muestra de esta iniciativa es el proyecto Mujeres con habitación propia de Trini Moreno Cobos:

En qué consiste el proyecto Mujeres con habitación propia, cuál es el origen de la idea y qué objetivos persigueMujeres con habitación propia es una comunidad virtual para el encuentro, la difusión de la creatividad y la perspectiva de género. Nace de la famosa frase de Virginia Woolf en su ensayo “Una habitación propia” y el formato de la web emula a una residencia victoriana con varias estancias comunes y un largo pasillo con las habitaciones propias de cada una de las creativas o asociaciones de mujeres. El objetivo de la plataforma es el de dar difusión y visibilidad a la creatividad de las mujeres en cualquier ámbito de creación, histórica y actualmente invisibilizada y desvalorizada, y con el objetivo de que las creativas consigan un reconocimiento social a través de la visibilidad, que pueda devenir en un empoderamiento personal y económico de estas. También persigue la creación de sinergias entre ellas y el acompañamiento y apoyo mutuo -la sororidad, que conseguimos a través de un grupo cerrado en facebook en el que interactuamos a diario-, además del acercamiento de las mujeres a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, poderosas herramientas que hay que utilizar y dominar hoy en día, porque las mujeres no debemos quedarnos al margen.

Mujeres integrantes del proyecto

Mujeres integrantes del proyecto

– Por qué en pleno siglo XXI aun resulta necesario brindar a las mujeres espacios de expresión propios. Porque a pesar de los avances aparentes en materia de igualdad, todavía queda mucho por hacer y mucho por conseguir. Las mujeres tendemos a ceder nuestros espacios y nuestro tiempo colocándonos en último lugar para hacer aquello que deseamos o aquello que realmente nos interesa, tanto en el ámbito doméstico como en el público. A través de un espacio propio, tanto físico como virtual, le podemos otorgar valor a lo que hacemos al mismo tiempo que reivindicamos nuestra parcela de poder. En nuestro espacio, aunque sea virtual, somos las dueñas, hablamos en primera persona y nos exponemos al mundo diciendo que estamos aquí y lo que hacemos.

– Según tu criterio, a qué obstáculos o techos de cristal deben hacer frente las mujeres que crean. En primer lugar, las mujeres nos enfrentamos a una grave ausencia de referentes históricos de creadoras en las que podernos ver reflejadas porque no se mencionan en ningún nivel educativo -se nombra a un escaso 7,5% de mujeres que crean frente a una abrumadora mayoría de varones-. Esta invisibilidad histórica carente de modelos femeninos en cuanto a creación se refiere, -que puede llevar a la autopercepción errónea de que las mujeres carecemos de potencial creativo o que lo tenemos en menor medida que los varones-, sumada al androcentrismo imperante, donde todavía las tomas de decisiones están básicamente en manos de los varones o siguiendo los criterios establecidos por ellos, hacen que haya una escasa participación de creadoras en todos los ámbitos culturales y creativos. Además, nos enfrentamos al hecho de que los procesos creativos desarrollados histórica y actualmente por mujeres, tienden a ser sistemáticamente infravalorados y considerados de segunda categoría ya sea en artesanía, en costura, en poesía, en pintura e incluso en cocina, por citar algunos ejemplos. Y otro gran obstáculo con el que se encuentran las mujeres que crean es que no está reconocido ni remunerado el trabajo doméstico ni de cuidados que, también, realizan las mujeres, por lo que disponen de menos tiempo y de menos recursos económicos que los varones para dedicarse plenamente a procesos creativos, aún siendo muchas de ellas el sustento familiar hoy en día, aunque en situación de precariedad y de invisibilidad administrativa.

Evento Zincshower en Matadero-Madrid 23 de mayo 2014

Evento Zincshower en Matadero-Madrid 23 de mayo 2014

– Cuántas creadoras ya cuentan hoy con habitación propia en el proyecto y quién puede formar parte de él. Actualmente hay cerca de 350 creadoras en la comunidad procedentes de todas las provincias españolas –incluida la ciudad autónoma de Melilla y las islas- y de otros países como Kuwait, Italia, República Checa, Reino Unido, México, Chile, Venezuela, Colombia, Perú y Argentina. Pueden formar parte de él todas las mujeres que realicen cualquier proceso creativo y que lo tengan visible y recopilado, de alguna manera, en internet, ya sea en forma de blog, web, página de Facebook o en cualquier otra red. Las categorías de las habitaciones son flexibles y se van ampliando a medida que entran mujeres que aportan nuevos procesos creativos, y van desde blogueras –que escriben sobre alguna temática específica o no-, artesanas, fotógrafas, pintoras y escultoras, actrices, músicas, diseñadoras e ilustradoras, y un largo etcétera, hasta las relacionadas más directamente con la difusión del feminismo y contra la violencia de género –no son procesos creativos en si, pero necesarios- y con temas específicos que afectan a la salud a mujeres como la lucha contra el cáncer de mama, la fibromialgia o temas relacionados con la maternidad o el empoderamiento de las mujeres.

A raíz del éxito de Mujeres con habitación propia surge otro proyecto con una finalidad más comercial, Viva la Woolf, con formato de tienda on-line. Cuáles son sus valores añadidos en comparación con otros proyectos de e-commerce. Viva la Woolf es un proyecto empresarial socialmente comprometido con la igualdad de género que nace, precisamente, con el fin de ofrecer varios servicios relacionados con la cultura y la creatividad a instituciones y/o organizaciones para el fomento de una mayor participación de las creadoras en cualquier ámbito cultural y creativo y que incluye, además, una tienda online comprometida, la primera de estas características, porque ofrece un impulso económico a las creativas de la propia comunidad, tanto en calidad de vendedoras de sus propias creaciones, como en calidad de receptoras de fondos para la puesta en marcha de sus proyectos empresariales a través de la recepción de un microcrédito al 0% de interés, lo que he bautizado como Shopfunding con perspectiva de género. Con cada compra en la tienda online te conviertes al mismo tiempo en micromecenas para proyectos emprendidos por mujeres de la comunidad, a la vez que adquieres creaciones hechas por ellas. Con cada uno de los productos que se adquieran en la tienda, te comprometes con un 5% de su precio, porcentaje que irá a parar a la Fundación Siglo 22, gestora de los fondos que se destinarán a aquellos proyectos de creativas que soliciten una financiación y que resulten ser los más votados por las propias compañeras de la comunidad. A medida que el dinero vaya siendo devuelto, este podrá volver a ser reutilizado por otras compañeras para otros diferentes proyectos.

Contacta con Mujeres con habitación propia y Viva la Woolf

El ébola y su sintomatología legal

El ébola es un virus letal que presenta una doble sintomatología, la que afecta a la salud y la relega a un segundo plano los mínimos criterios éticos en el cumplimiento de la legalidad vigente. La alarma pública se convierte en la coartada perfecta.

Ayer despertamos con la noticia de que Teresa Romero, la primera afectada por el ébola en España, y su marido Javier Limón, emprenderán acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. Razones no les faltan. Desde que el caso salió a la luz, no sólo cargos públicos como Rodríguez, sino también algunos profesionales y medios de comunicación han trasgredido con impunidad los derechos fundamentales de Teresa Romero y las personas de su entorno más inmediato.

Esta es la cronología del escarnio:

8 de octubre 2010:

1. Teresa Romero se entera por la prensa de que está infectada por el ébola.

“Nadie me lo dijo, lo intuía pero me enteré por el móvil.”

Aunque se trata de un caso de salud pública a escala nacional, lo cierto es que este hecho deja patente la escasa ética del profesional del sanitario/a que filtró los resultados. Según la LOPD 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal) el tratamiento de los datos sobre la salud de las personas y su historial médico (art. 8) cuentan con una especial protección en su reglamento. Para ser difundidos, el afectado debe dar su expreso consentimiento verbal o por escrito.

2. Consejero de Sanidad busca cabeza de turco.

“Pudo haber estado mintiendo sobre su fiebre”,  “para explicar cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta un máster”, “hay información que ocultaba. El porqué no lo sé.”

Rodríguez no tardó en hacer su paseillo mediático. Desde el estatus de poder que le otorga el cargo, el consejero pone en práctica la típica estrategia de tergiversar la realidad para eximir de culpa a la institución a la que representa: la polarización y la inversión de la negatividad del acto en cuestión. Esta estrategia se basa en polarizar a los actores en dos categorías: Nosotros (los buenos-consejería y Ministerio de Sanidad) y Ellos (los malos y negligentes- Teresa Romero). A la par, el consejero afirmó no poder demostrar sus afirmaciones. Se le vio el plumero.

Desde la humildad, le recomendamos leer el artículo “J´acusse…!” de Èmile Zola para prevenir la injusticia que sufren los chivos expiatorios en nombre de las razones de Estado, y el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos “nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques”.

10 de octubre de 2014

3. El Mundo y la web de la COPE dan por muerta a Teresa Romero.

Hace años que en los medios el derecho a la información como razón de ser sucumbió a la dictadura de la publicidad. La repercusión mediática es medio y fin, da igual a costa de qué o de quién. El tema de verificar la fuentes ya no está de “moda”, la inmediatez es lo que prima. El articulista de El Mundo, Santiago González, incluso hizo alusión a la autopsia de la fallecida. Para librarse de toda responsabilidad la COPE negó la publicación de tales falsedades.

Excelsa profesionalidad la de estos medios que olvidaron aplicar la resolución aprobada en Estrasburgo por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el 1 de julio de 1993: el Código Deontológico Europeo de la Profesión Periodística.

4. El hermano de Teresa Romero es despedido de su empleo

“Yo he perdido mi trabajo por esto, quisiera saber si alguno de los responsables va a perder el suyo.”

En pleno siglo XXI la ignorancia sigue haciendo estragos. Si esta ignorancia es potestad de empresarios sin escrúpulos, sin duda puede ser alentada por la última reforma laboral. Despido express, procedente, sin miramientos, casi gratuito y atentando contra las directrices éticas y derechos del trabajador más básicos.

Si como dice el dicho popular “la costumbre hace ley”, costumbre y ley hoy en día orbitan en universos paralelos…

text3761