Es el momento (de democratizar Podemos)

Réplica al artículo de opinión:

20/10/2015 EL DIARIO.ES: Es el momento / Escrito por @_ABallester (Secretaria de Coordinación del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos)

http://www.eldiario.es/cv/opinion/momento_6_443465651.html

ES EL MOMENTO (DE DEMOCRATIZAR PODEMOS)

Resulta casi obsceno asomarse con pasión a la lectura de este texto y comprobar cuan pretenciosa es su intencionalidad de análisis político. Términos abstractos y grandilocuentes campan en sus líneas y crean una suerte de epidermis manida incapaz de revestir de sentido la más mínima argumentación.

Puro corta y pega.

Si el objetivo es la articulación de un discurso político de cierta altura, no estaría de más definir previamente conceptos como “gente” e “igualdad”. ¿Qué es para ti “gente” @_ABallester? ¿Qué es para ti la “igualdad”? A los tocados por el dedo divino parece que os salen alas. Una vez parasitáis las alturas tenéis la desfachatez de poner negro sobre blanco el vacío más absoluto y sentiros orgullosos.

Hablemos de Marketing. Por más retweets y compartidos que obtengáis en redes sociales, vuestro mensaje sigue siendo vacuo. 

Hablemos también de esas ventanas a las que tanto aludes, pero hablemos de todas, de la ventana de oportunidad y de las del patio interior de Podemos, esas que están cerradas a cal y canto y no dejan entrar el aire fresco dentro del partido. Airear las estancias interiores es una opción que no contempláis y teméis, porque el miedo os embarga cuando queda demostrado que vuestras palabras y acciones ni son coherentes ni van al unísono (aunque en los medios afirméis lo contrario).

La participación en Podemos es casi una quimera bajo un sistema organizativo anclado en la democracia representativa más conservadora. Sois hijos de Lippman, elitistas que practican el arriba y el abajo y consideran a los de abajo meros espectadores pasivos, solo capacitados para bendecir vuestras decisiones a través de sistemas de votación que no son más que las migajas de una democracia republicana real, esa que tanto os asusta. Estáis y estaréis incapacitados para articular mecanismos realmente participativos, deliberativos y transparentes si no mostráis en la práctica un deseo real de abandonar una concepción elitista de la democracia que está dinamitando los cimientos de Podemos.

Hablemos pues de la “gente” @_ABallester con tus mismas palabras: ” (…) sabemos que lo que hagamos hoy, mañana, la semana que viene, va a determinar la felicidad de nuestra gente”.

Sería un buen ejercicio aplicarte esta premisa. Más allá del concepto de “gente”, por fortuna, existe un espacio invisible que no puedes fagocitar en tu discurso. El de la capacidad crítica de las personas que como yo, se consideran mayores de edad, y tienen criterio para discernir entre la mediocridad de los soldados encaramados a las alturas y la valentía de los que asaltan los cielos. Quienes asaltan los cielos no son “tu gente”, son personas que transforman la realidad y la aproximan al concepto de equalité, a la “igualdad” real en términos tangibles, esa que ni siquiera has contemplado definir con concreción en tu texto.

El futuro de Podemos @_ABallester está en el discurso y en las manos de estas personas que transitan por las calles de las pequeñas localidades que rodean tu feudo. @_ABallester no puedes controlarles, no son tus palmeros, no somos “tu gente”.

Definitivamente ya eres pasado pluscuamperfecto.

Anuncios

¿DEDOCRACIA EN PODEMOS?

Desde un lugar de Levante de cuyo nombre no quiero acordarme, escribo estas líneas para mostrar mi profundo desacuerdo con la estrategia que el equipo Claro que Podemos de Pablo Iglesias está imponiendo a las bases. Esta semana las encuestas corroboraban el ascenso meteórico de Podemos en intención de voto. Este hito, que a priori podría interpretarse como una buena noticia, debe ser puesto en cuarentena y sometido a juicio por las personas que participamos activamente en sus bases. ¿Realmente este transvase electoral procede de una masa de ciudadanos conscientes, críticos y alentados por los movimientos sociales? La experiencia vivida en los últimos meses indica que no. Este es el perfecto caldo de cultivo para que las hoy aplaudidas nuevas élites de la pre-casta que se nos viene encima peguen el braguetazo sin que nos demos cuenta.

Ya antes de comenzar la Asamblea Ciudadana “Si se puede”, a algunos el día a día nos iba dando  pistas de que en Podemos no era oro todo lo que relucía. Seamos realistas, nada es perfecto, pero quienes tenemos buenas dosis de espíritu crítico ya no nos tragamos el producto de Marketing precocinado que pretenden servirnos en bandeja los candidatos de Claro que Podemos, un producto destinado a una gran masa de ciudadanos indignados, confusos, con escasa cultura política y que leen más bien poco, o nada. Afortunadamente, quienes no somos 100% permeables al impacto de los mensajes del equipo de Pablo Iglesias, no hacemos actos de fe gratuitos ni seguimos a ciegas a iluminados, aunque éstos se erijan como la solución a todos los problemas de nuestros días. La ilusión no nos nubla la razón.

¿En qué se basan estás críticas? Pasen y lean:

EL EQUIPO TÉCNICO: NS/NC

El del 2014 ha sido un verano movidito en este lugar de Levante de cuyo nombre no quiero acordarme. El círculo municipal se escindió en dos a causa del oportunismo y la mala fe de un grupo de personas, a las que, increíble pero cierto, aun se les sigue dando cancha para hacer uso del nombre de Podemos incluso en medios de comunicación. Dos mediaciones infructuosas y la dejación de funciones por parte del equipo técnico, más preocupado de “no mojarse” que de poner soluciones, ha dado lugar a una situación insostenible que está siendo soportada por los pocos ciudadanos/as que aun defienden el manido ADN de Podemos. Ya van camino de convertirse en héroes o en mártires, a fuerza de esperar a la Comisión de Garantías, que como el espíritu santo parece ya un ente abstracto. Conclusión: el equipo de Claro que Podemos es una cabeza sin pies que pretende implantar un todo para el pueblo pero si el pueblo. La bases de Podemos tenemos tan poco peso, que ni decidimos ni vamos a decidir. Como una cascada, la toma de decisiones emanará de arriba y empapará a los de abajo, queramos o no, aunque a base de Marketing 2.0. y debates televisivos traten de hacernos creer que el proceso es inverso.

¿LISTAS ABIERTAS?

Ya se les vio el plumero en la presentación de los documentos ético, político y organizativo. Con el objetivo de “prevenir incongruencias”, los 3 documentos de Claro que Podemos debían ser votados en bloque. Como en la tómbola, ¡todo o nada señores/as! Conocen como nadie a su público objetivo: una masa dócil de ciudadanos de escaso sustento informativo procedente de contenidos televisivos y redes sociales. Era lógico que más del 80% votara esta alternativa. Fe ciega en Iglesias. Apuesto a que ni siquiera 1/3 de los electores leyó lo que votaba. Como si hacer política fuera ir de compras al supermercado del barrio, el proceso de elección de candidatos a los órganos internos del partido nos trae la nueva oferta del mes de Claro que Podemos: una lista de 62 candidatos al Consejo Ciudadano Estatal con tufillo a dedocracia, porque en ella hay personas de las que parece no constar trayectoria en las bases pero sí contactos en las alturas. Esta lista también habrá que votarla en bloque. No hay peor clientelismo que el ejercido por quienes se “oponen” a la dedocracia  ¿A qué estamos jugando? Es lógico que candidaturas como la de Sumando Podemos hayan decidido retirarse de la farsa. Aun quedan personas íntegras. Conclusión: bienvenidos al nacimiento de una nueva casta. Con ellos ¿Podemos?

 PODEMOS, LA ZANAHORIA DEL BURRO

No es de extrañar que en los círculos la marca Podemos se haya convertido en la zanahoria del burro, en la única garantía de obtener prestigio personal o profesional para aquellos que perdieron el tren y no saben estar a la altura de las circunstancias. Pillar cacho a toda costa a base de currículum, alardes de ignorancia, doctorados o buenas intenciones, cualidades que no siempre van de la mano, es la nota dominante. Un espectáculo que hace sentir vergüenza ajena. Nos ponemos en situación, asamblea de círculo municipal para el avalado de candidatos al Consejo Ciudadano Estatal. Ante las preguntas: ¿En vuestro pasado habéis participado en movimientos sociales, partidos políticos, sindicatos? Respuesta estrella: “(Omisión de relaciones con otros partidos políticos)” (gran transparencia). ¿Qué os motiva para postular a un cargo tan elevado a nivel estatal? Respuesta estrella: “Quiero aportar y cambiar las cosas” (gran concreción). ¿Cuáles van a ser vuestras funciones dentro del Consejo Ciudadano Estatal? Respuesta estrella: “No lo sé, me iba a leer los documentos mañana” (gran responsabilidad). Estos alardes de oportunismo no sólo se están permitiendo, sino también fomentando, con aplausos para alabar “valentía” de los postulantes. Empezar la casa por el tejado es lo que tiene.

MODERACIÓN Y CONDESCENDENCIA DE CLARO QUE PODEMOS CON LOS PODERES FINANCIEROS

Mucho lerele y poco larala. Titulares como este publicado hoy en El Mundo: “Ana Botín cree que Podemos persigue el crecimiento económico de España como otros partidos”, ya nos da pistas de que el discurso rupturista y crítico de Podemos con el sistema, no sólo no brindará frutos y alternativas, sino que derivará en pactos con los grandes capitales. Ana Botín ya está guiñando el ojo a Iglesias. A ver cuánto tarda éste en devolverle el gesto. Tiempo al tiempo.

Tal y como se ha puesto el panorama, me queda claro que no digiero bien los insultos a la inteligencia a gran escala que difunde la Nouvelle Vague de la política española precocinada del siglo XXI. Me dan ardores. Regreso a la esfera del contrapoder. Es más consecuente regresar a la incomodidad de las plazas para seguir reclamando lo que la nueva casta no reclamará desde sus cómodos escaños.

Falta nos va a hacer.