Desmontando el TTIP: infórmate y actúa.

CONFERENCIA: DESMONTANDO EL TTIP. CAMPAÑA CONTRA EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO E INVERSIÓN UNIÓN EUROPEA-EEUU Ciudad de la Innovación-Valencia 30 de octubre 2014 -19h.

ttip

Ponentes:

  • Lola Sánchez Caldentey (Podemos-Diputada en el Parlamento Europeo).
  • Esteban Domenech (Plataforma Anti-Fracking comarcas de Castellón).
  • Alberto Martínez (ATTAC España)

A continuación exponemos un breve resumen de las ponencias sintetizadas en torno a los siguientes puntos:

1. ¿Qué es y cuál es el origen del TTIP?     2. Objetivos del TTIP 3. ¿Cómo nos afectará el TTIP?    4. Resistencias al TTIP   5. Movimientos ciudadanos y activismo contra el TTIP

¿Qué es y cuál es el origen del TTIP?

El TTIP es el Tratado de Libre Comercio e Inversión que representantes de EEUU, la Unión Europea y 70 grandes corporaciones, llevan fraguando desde el año 1995 y que pretende aprobarse en el Parlamento Europeo a finales del año 2015.

Su objetivo es desregularizar el ordenamiento jurídico de los estados miembros de la Unión Europea con el objetivo de dejar vía libre a las grandes corporaciones para ejercer el libre comercio y la explotación de recursos naturales y humanos. Su pretensión última es reducir al máximo la protección que las leyes europeas brindan a los ciudadanos en materia de derechos laborales, servicios sociales, seguridad alimentaria y protección medioambiental. Aunque en un principio el TTIP se presente como un acuerdo necesario que generará riqueza y empleo, la realidad es que destruirá cerca de 500.000 empleos en la UE durante sus primeros 3 años de aplicación, y tan sólo favorecerá a los intereses de las multinacionales afincadas en EEUU.

A pesar de ser un Tratado que pretende regular todos los órdenes de la vida de los ciudadanos, las negociaciones entre EEUU, la Unión Europea y las grandes corporaciones se están dando en un contexto de absoluta opacidad informativa. Los medios de comunicación, al ser propiedad de las grandes corporaciones, no se están haciendo eco de este proceso. El TTIP se está fraguando de espaldas a los ciudadanos, incluso a los Europarlamentarios se les niega el acceso a los borradores de las negociaciones, que han salido a la luz pública filtrados a través de Wilkileaks. Para Para garantizar el absoluto secreto de las negociaciones, en las instalaciones del Parlamento Europeo se ha creado la “READING ROOM”, una sala de acceso restringido con capacidad para 10-12 interlocutores y a la que no se puede entrar con móvil, grabadora, papel y boli. Es un tema que no se está tratando en los espacios de debate público, para evitar que los ciudadanos conozcan sus implicaciones y ofrezcan resistencia.

IMG_20141030_193424

Conferencia: desmontando al TTIP. De iz. a drcha: Esteban Domenech (Plataforma Antifracking Castellón), moderador, Lola Sánchez (Eurodiputada Podemos) y Alberto Martínez (ATTAC España).

Según Susan George de ATTAC, el TTIP es un “Tratado vampírico, en cuanto salga a la luz pública se vendrá abajo”. La pretensión de los bloques que están negociando era entregar el texto del TTIP ya redactado al Parlamento Europeo para su aprobación, sin dar la posibilidad de debatirlo y cuestionarlo, y mantener bajo alto secreto los borradores de las negociaciones durante un periodo de 30 años. Gracias a las filtraciones su plan se ha visto parcialmente truncado.

La elaboración del TTIP lleva fraguándose desde 1995:

1995 >  En este año las multinacionales ya comienzan a plantearse la redacción del TTIP.

2007 >  George Bush (presidente de EEUU), Angela Merkel (canciller alemana) y José Manuel Durao Barroso (presidente de la Comisión Europea) crean el CONSEJO ECONÓMICO TRANSATLÁNTICO, del que también forman parte 70 grandes corporaciones. En ninguna de sus fases de creación se informa del proceso.

2011 > EEUU y la UE crean un grupo de trabajo de alto nivel. Entre el año 2011 y el 2013, la Comisión Europea mantiene más de 130 reuniones con grandes empresas para fijar la posición de la Comisión Europea en las negociaciones del TTIP. A raíz de estas negociaciones, en el año 2013 Barack Obama (presidente de EEUU), Herman Van Rompuy (presidente del Consejo Europeo) y José Manuel Durao Barroso (presidente de la Comisión Europea) remiten al Parlamento Europeo el Mandato para la redacción del TTIP, que es APROBADO POR LOS EUROPARLAMENTARIOS A PESAR DE DESCONOCER SU CONTENIDO, ya que es considerado de alto secreto.

Mayo de 2014> Izquierda Plural se movilizó en Bruselas y solicitó Congreso de los Diputados español la consulta a los ciudadanos previa a la firma del TTIP mediante Referéndum.  PP, PSOE, UPyD y CIU tumbaron esta iniciativa.

Objetivos del TTIP

La aprobación del TTIP supondrá el fin de la era del Estado de Bienestar y un robo de la soberanía de los Estados, un transvase del poder de los Estados a las multinacionales. Éstas tendrán carta blanca para eliminar leyes y normativas de los Estados que supongan un obstáculo para lograr sus objetivos empresariales, y también tendrán potestad para prevenir la promulgación de leyes que actúen en este sentido.

El TTIP prevé la creación de 2 organismos independientes:

  • CONSEJO DE COOPERACIÓN REGULADORA: que estará integrado por representantes de los gobiernos de EEUU, los estados de la UE y las patronales, y que decidirán unilateralmente la derogación de leyes contrarias a los intereses de las grandes empresas y actuarán como filtro previo de posibles leyes que sean llevadas a los Parlamentos, impidiendo su aprobación.
  • ÓRGANO DE RESOLUCIÓN DE CONTROVERSIAS ENTRE ESTADOS E INVERSORES (ISDS): el mero planteamiento de que surjan controversias entre Estados e inversores ya supone una afrenta contra la soberanía de los Estados. El ISDS sitúa los intereses de las multinacionales por encima de la soberanía de los Estados. A través del ISDS, las grandes corporaciones podrán demandar a los Estados y exigirles indemnizaciones millonarias en el caso de que no se les permita llevar a cabo sus planes empresariales. Es más, las corporaciones tendrán potestad para demandar a los Estados incluso sin haber realizado inversiones en el país, solo con que una empresa haga un estudio de ganancias y considere que una determinada ley va en contra de su futura inversión. Este tipo de demandas judiciales no se resolverán en Tribunales públicos, sino en organismos independientes, al margen de la legislación internacional vigente y exigirán grandes desembolsos de fondos públicos para cubrir con los costes judiciales del proceso.

Dos de los artículos del TTIP que vulneran de forma más flagrante la soberanía de los Estados residen son el:

ART. 4 Que hace referencia a que las obligaciones dictadas por el Tratado afectarán a todos los niveles de gobierno de los Estados que lo subscriban. Es decir, a nivel estatal, y en el caso de España, también a nivel autonómico y municipal, los órganos legislativos de cada estrato verán limitada su potestad para la protección de los ciudadanos.

ART. 22 Se alude a la protección de las inversiones por encima de cualquier otro tipo de intereses.

¿Cómo nos afectará el TTIP?

EMPLEO

Propiciará el bloqueo de los convenios colectivos, la eliminación del Salario Mínimo Interprofesional y la rebaja de las condiciones laborales.

Un ejemplo:

El estado de Egipto decretó una subida del Salario Mínimo Interprofesional. Debido a esta decisión, Egipto fue demandada por una empresa de servicios al verse obligada a incrementar el salario de sus trabajadores. La empresa ganó la demanda.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

El TTIP ya no permitirá a la UE legislar en materia de seguridad alimentaria en base al “PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN”, es decir, según este principio todos los productos susceptibles de causar daños a la salud son prohibidos previamente a su comercialización. Por lo tanto, las empresas de alimentación de EEUU podrán exportar a la UE productos transgénicos (sin etiquetado), cárnicos tratados con clembuterol y hormonas de crecimiento, aves desinfectadas con cloro y agrícolas cultivados con altos niveles de pesticidas tóxicos.

MEDIO AMBIENTE

Al igual que en materia de seguridad alimentaria, la UE aplica el “PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN” y actualmente se rige bajo el marco reglamentario de gestión de las sustancias químicas REACH, que controla estrictamente el uso de químicos para la producción, el transporte y el tratamiento de químicos. El TTIP prevé reducir las restricciones al mínimo y situarlo al nivel de la Ley de Control de Sustancias Químicas (TSCA) de EEUU. A través de esta ley la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense tan sólo ha podido prohibir 6 de las 84.000 sustancias químicas que son utilizadas en los procesos de producción. Por otra parte, el TTIP permitirá a la industria petrolera llevar a cabo extracciones de petróleo y gas metano mediante la técnica de fracking sin ningún tipo de restricciones (a este tema dedicaremos un artículo monotemático en los próximos días).

SERVICIOS PÚBLICOS

El objetivo del TTIP es la privatización de todos los servicios públicos: sanidad, educación, servicios sociales y sistema de pensiones. También dará acceso a las multinacionales al sistema de compras y contrataciones públicas. Actualmente la UE es muy restrictiva en el acceso de empresas privadas para la concesión de servicios públicos y actúa en función de la llamada “LISTA POSITIVA”, que incluye los servicios que pueden estar abiertos a la competencia privada. En Canadá ya se ha implantado el opuesto, la “LISTA NEGATIVA”, tras la firma del acuerdo ZETA con EEUU (un tratado de similares características que el TTIP).

Una vez un servicio público haya pasado a ser gestionado por entidades privadas, ya no habrá vuelta atrás, a través del ISDS las corporaciones podrán tumbar una y otra vez la pretensión de los Estados de regresar a la gestión pública.

PRIVACIDAD Y DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL

El TTIP prevé ampliar los derechos de las multinacionales sobre derechos de propiedad intelectual, derechos de autor y patentes, lo que obstaculizará el acceso a la cultura y su democratización. Se permitirá la vulneración de la privacidad de los internautas en Internet a favor de los objetivos empresariales. La comercialización de medicamentos genéricos se limitará o prohibirá con el fin de blindar las patentes farmacéuticas y alargar los periodos de explotación de las moléculas.

ELIMINACIÓN DE BARRERAS ARANCELARIAS

Actualmente las tasas arancelarias entre EEUU y la UE es de un 3%. Ya de por sí son muy bajas. Su reducción y eliminación favorecerá las exportaciones de las grandes multinacionales de EEUU, sobre todo las agrarias dedicadas al monocultivo. Un caso paradigmático es el de México, en el que miles de haciendas agrarias han cerrado tras la firma del ZETA con EEUU, al no poder competir con los productos exportados por EEUU.

Resistencias al TTIP

Algunos países que ya hemos mencionado con anterioridad ya han firmado con EEUU diversos acuerdos y tratados de libre comercio:

Canadá y México: la firma del ZETA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte en vigencia desde 1994), ha conllevado a ambos países consecuencias muy negativas, como el hundimiento de sectores económicos (el agrícola en México) y demandas multimillonarias de compañías.

– Australia: la firma del TTIP (sin ISDS). Este Estado se opuso a la creación del ISDS, pero sí firmó el Tratado. La compañía Phillip Morris denunció recientemente al Estado australiano por promulgar una norma que obligaba a las compañías del sector del tabaco a vender sus productos en cajetillas con formato idéntico, carentes de marcas y otros atributos comerciales.

– Francia y Alemania: ya existe un gran debate público. El Estado francés se opone frontalmente al TTIP y en el alemán también se están dando resistencias, a pesar de que la canciller Angela Merkel fue una de las impulsoras de las negociaciones del TTIP.

Movimientos ciudadanos y activismo contra el TTIP

A nivel internacional, diversas organizaciones como ATTAC están llevando a cabo campañas de divulgación para generar un movimiento social y popular en contra de la aprobación del TTIP,el ZETA y el TISA. A través de su página web puede firmarse telemáticamente el manifiesto contra el TTIP y se puede descargar un formulario para la recogida de firmas en papel.

Debido a que este tema está siendo censurado y obviado por los grandes grupos de comunicación, hemos de ser los ciudadanos quienes ejerzamos el papel de divulgadores. También podemos recibir más información y sumarnos a la CAMPAÑA NO AL TTIP, que en España aglutina a centenares de colectivos.

Existen casos previos en los que gracias a la movilización popular y los movimientos altermundistas, se ha logrado paralizar y frustrar la firma de Tratados y Acuerdos de similares características que el TTIP, como el Acuerdo Multilateral de Inversiones y la Ronda del Milenio en 1999.

Anuncios

TTIP: el silencioso golpe de estado

TTIPNOEl Sistema Democrático Parlamentario es un muerto en estado de putrefacción. Su complemento directo inherente, el democrático, hace décadas que se perdió por el camino. Dejar la gestión pública en manos de títeres al servicio del capital conlleva consecuencias como el TTIP (Tratado Transátlantico de Comercio e Inversiones), una de las más perversas: el golpe de Estado que pondrá fin a la era del Estado de Bienestar y lleva fraguándose desde hace 25 años entre EEUU y Europa.

El TTIP es un caballo de Troya que, a muy grandes rasgos, dará carta blanca a las multinacionales para:

Obviar el mandato de las leyes dictadas por los Parlamentos cuyo fin es proteger los derechos fundamentales de los ciudadan@s (sociales, económicos, sanitarios y culturales)  y también los medioambientales.

Hacer negocio con los recursos naturales y especular con ellos sin escrúpulos (como por ejemplo, privatizar el agua).

Supeditar los derechos laborales a los objetivos de ganancia empresarial (favorece la deslocalización de la producción e incluye la derogación y limitación de derechos como la sindicación y la manifestación).

Privatizar definitivamente servicios públicos como la sanidad, la educación y los sistemas de pensiones.

Definitivamente las multinacionales pretenden tomar el poder, ya no tácitamente como hasta ahora, sino dentro de los cauces de la legalidad. Ya no habrá ordenamiento jurídico estatal que frene sus designios. Para garantizarlo el TTIP prevé la creación de dos organismos independientes, ATENCIÓN, de rango superior a los Estados: Consejo de Compensación Regulatoria que “dará a las empresas el poder de escoger y eliminar las normativas, recibir notificación de las nuevas propuestas de normativas antes de que sean aprobadas y la potestad de eliminar las restricciones que piensen que les pueden perjudicar”, y el Mecanismo de Resolución de Conflictos entre inversores y Estados (ISDS) que “permitirá a las grandes corporaciones y empresas denunciar a los gobiernos locales, regionales y estatales cuando consideren que una norma emitida por cualquiera de ellos puede restringir o limitar sus ganancias presentes o futuras”.

¿Qué podemos hacer?

Informarnos, difundir, crear contrapoder uniéndonos a la siguiente plataforma: CAMPAÑA NO AL TTIP, a la que ya se han sumado decenas de colectivos, movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos en nuestro país.

Fuentes bibliográficas y más información

CAMPAÑA NO AL TTIP (ESPAÑA): http://noalttip.blogspot.com.es/ #NoalTTIP

ATTAC ESPAÑA: http://www.attac.es/2014/06/25/attac-advierte-sobre-los-peligros-del-acuerdo-ttip-entre-eeuu-y-la-ue/